jueves, 11 de agosto de 2016

Menos Barbies y más ingenieras

Hace unos 6 años, Mattel, la empresa que fabrica muñecas, decidió sacar al mercado la Barbie Ingeniera Informática; dando un paso hacia normalización de los estereotipos en cuestión de género referido a profesiones que las féminas de la sociedad occidental, con mucho tesón, vienen reivindicando desde el fin de la última gran guerra.


Algunos años más tarde, esta misma empresa modificó las medidas físicas de su muñeca, para hacerlas más acordes con la constitución media de cualquier mujer. Hasta ese momento, desde el punto de vista morfológico, la Barbie, se vistiera como se vistiera o realizase la actividad que realizase, parecía ir destinada a una pasarela.


Pero hoy no quiero ahondar en el tema de las proporciones de la Barbie. Me gustaría señalar en cambio cómo se diseñan los juguetes de nuestros hijos, que en muchas ocasiones colaboran activamente en la segregación por sexos desde muy pequeños, que a su vez reproducen una distribución de las profesiones bastante desfasada y para nada acorde con el esfuerzo personal que hacen las mujeres occidentales para dejar atrás estos modelos caducos.


Y es que, simultáneamente a la aparición de la Barbie Ingeniera Informática, Mattel publicó un libro (actualmente retirado del mercado) en el que contextualizaba las actividades de la muñeca, a modo de ejemplo de las posibilidades de juego que ofrecía a los niños que quisieran jugar con ella. En el libro, Barbie plantea una mascota digital, pero a la hora de generar el software que sustenta el proyecto, se muestra tan torpe que es capaz de infectar con virus su propio ordenador y pasárselo a sus compañeros. Finalmente pide a sus colegas varones que resuelvan el problema de los virus y que realicen la programación que haga posible la interacción con la mascota virtual. Es solo un ejemplo de cómo se puede dar un paso hacia delante y cinco para atrás.


Los padres y madres, por nuestra parte, podemos y debemos desempeñar un rol proactivo en el acercamiento de nuestras hijas hacia las áreas técnicas a través del juego. Las acciones que podemos realizar dependerán de la edad e intereses de la niña en concreto, no es cuestión de obsesionarse, sino de estar atento. Pero desde cambiar las pilas de un juguete a montar un conjunto con movimiento en un meccano o realizar experimentos científicos hay una infinidad de actividades que cualquier niño o niña, indistintamente, puede realizar. Una de las cosas que los progenitores podemos hacer es adaptar el sentido de la construcción que hagamos con nuestra hija a los intereses de ésta. Por ejemplo, a un niño de 10 años seguramente le resulte atractivo, como reto, montar una maqueta de la Sagrada Familia (A. Gaudí), pero… y a una niña, ¿por qué asumimos que no?


En cada momento, habrá que buscar los puntos de encuentro entre los intereses de la niña y las posibilidades de realizarlo de una u otra forma. En cualquier caso, solo podemos ganar un mundo de experiencias compartidas, que harán que nuestra hija se sienta cómoda en la investigación técnica, el manejo de elementos mecánicos, eléctricos y electrónicos, en los cuales desarrolle mejor su visión espacial y mecánica.


El primer cometido de cualquier juguete, por obvio que parezca, debe ser el de servir de divertimento y estímulo del niño/a, pero sin limitar ninguna de las opciones futuras que le va a ofrecer la sociedad en que le ha tocado vivir. Últimamente se comenta, que el 70% de los niños/as que nacen hoy, trabajarán en profesiones que actualmente no existen. Aunque tu hija de mayor no quiera ser ingeniera, habrá ganado en capacidad investigadora y deductiva, en seguridad en sí misma y el haber mejorado su visión tridimensional la servirá para ubicarse mejor en cualquier espacio, bien sea para situar las salidas de emergencia en el interior de un edificio, emplazar puntos de interés en una excursión por el campo o en una cuidad nueva.


Por su parte, los fabricantes de juguetes STEM tienen mucho que decir. Simplemente con los colores y texturas elegidos harían mucho más atractivos sus juguetes a las niñas y no les estoy sugiriendo que lo inunden todo de color rosa como los pasillos de los hipermercados del juguete en la zona de las Barbies. Bien lo saben los fabricantes de otro sector como el de las bicicletas, que con pequeñas modificaciones y diferentes tonalidades cromáticas presentan un mismo producto a niños y niñas.


En España quien ha sido pionera de este tipo de juguetes ha sido la empresa BQ, que en su sección Educa, comercializa un grupo de elementos para jugar-experimentar con robótica. Permitiendo aprender programación sin conocimientos previos y montar robots que después pueden controlarse con dispositivosmóviles e imprimir algunas de sus partes con impresora 3D.


Desde hace algún tiempo, se están abriendo hueco en el mercado juguetero propuestas como la de DebbieSterling, ingeniera mecánica graduada en Stanford y fundadora de la empresa Goldie Box, dedicada a la venta de juguetes de construcción para niñas de 4 a 9 años.


Otra opción es Roominate, premiado en 2014 como mejor juguete por la revista Time, con la apariencia de una casa de muñecas, se trata realmente de un kit de montaje de un edificio, incluyendo los circuitos eléctricos, motores, sensores,… para su funcionamiento.


Kano es un conjunto de hardware y software abierto para la construcción de tu propio ordenador. Las piezas se montan de una forma muy intuitiva y el software basado en Debian Linux adaptado al público infantil se puede bajar de la web del fabricante de forma gratuita. En él se pueden diseñar juegos que van progresando en dificultad.


Ahora os quiero comentar brevemente algunos ejemplos, que sin ser una guía exhaustiva, recoge algunos juguetes tecnológicos que más fácilmente se pueden encontrar en nuestro país. Está el clásico Lego que con su línea Friends adecúa sus productos en cuanto a colores y texturas para hacerlo atractivo a las niñas. Otra opción interesante puede ser la aportada por Leapfrog, que comercializa ordenadores adaptados para los más pequeños. Fischertechnik también ofrece cajas con todo lo necesario para construir con módulos robots, estructuras o vehículos a los cuales se les puede programar el movimiento. Otro caso es la empresa holandesa Green Energy Toys, que con sus cajas de diferentes experimentos nos llevará a construir desde vehículos y robots a dinamos o baterías, por ejemplo con una patata. La propuesta de Green Creativity pretende concienciar a los mas pequeños a través de juegos en los que se recicla papel o se trabaja con elementos de la naturaleza. Thames & Kosmos también nos propone un acercamiento a la ciencia de los mas peques con sus cajas de experimentos y montaje de maquetas. La empresa 4m-ind, comercializa la serie de cajas Kidz Labs, donde se propone a los mas pequeños todo tipo de experimentos científicos y técnicos para jugar con la ciencia.


Las sociedades mas avanzadas incorporan a la educación de los mas pequeños la investigación científica, pero no es suficiente a nivel global y muchos científicos y técnicos se pierden por falta de estímulo adecuado. Tan solo el 11% de los ingenieros del mundo son mujeres. Solamente hay una explicación que justifique este desfase entre géneros y es que la educación no compensa adecuadamente una ligera ventaja de los varones en la visión espacial, sin duda por miles de generaciones transcurridas en el desigual reparto de funciones. Pero esa circunstancia ya no se produce, por tanto no se puede seguir repitiendo el rol, porque los estereotipos de género asociados a los juguetes contribuyen a determinar las aspiraciones que tendrán los más pequeños en la vida adulta.


En España los datos no son muy alentadores, entre los años 2009 y 2014, ha bajado un punto el porcentaje de mujeres que terminan las carreras de arquitectura e ingeniería, siendo del 28,47% en 2014, frente al 29,51% en 2009. El personal docente e investigador universitario en la última década ha pasado de contener un 35,26% de féminas en el curso 2004/05 al 40,46% durante el curso 2014/15. A enero de 2016, tan solo 8 de los 83 rectores de universidades españolas es mujer. (1)


Pero no todo son nubes negras, entre 2005 y 2015, las mujeres universitarias que se dedican a la investigación y la docencia menores de 29 años, pasó del 46,90% en 2005 al 60,51% en 2015, todo ello a pesar de la crisis de nuestro país. (1) Y en cuanto a los titulados universitarios, en todas las ramas hubo mayoría de mujeres, excepto en Ingeniería y Arquitectura (29,0% mujeres). La que tuvo mayor porcentaje de mujeres fue Ciencias de la Salud (76,9%) (2)


Si tenéis oportunidad de acercaros a Madrid, os recomiendo la tienda Juguetronica en la calle Alberto Aguilera, 1. Bueno, por hoy ya es suficiente con esta reflexión, os dejo, que tengo que diseñar una piscina para ovejas con mi hija en el Minecraft.


(1)    Instituto de la Mujer a partir de datos de las Estadísticas Universitarias. Estadística de Estudiantes Universitarios. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Más información en: http://www.mecd.gob.es/educacion-mecd/areas-educacion/universidades/estadisticas-informes/estadisticas.html
(2)     Encuesta de Inserción Laboral de Titulados Universitarios 2014 del Instituto Nacional de Estadística, avance de resultados publicados el 22 de diciembre de 2015. http://www.ine.es/prensa/np957.pdf

Las fotos son del proceso de montaje de la maqueta de La SagradaFamilia, de la colección de puzles 3D de ALE-HOP, realizado cuando mi hija tenía 10 años.

Para saber más:

Cinco inventos de mujeres que cambiaron el mundo: PINCHA AQUÍ

Blog de Pamela Ribon: Artículo Barbie fucks it up again




2 comentarios:

  1. como me ha molado lo de la 'casa de muñecas' trampa CON CIRCUITOS!! hubiera estao genial haberla tenio de enana :D

    ResponderEliminar
  2. Fantastico articulo, recuerdo que de pequeña lloré una vez que me regalaron una muñeca porque yo preferia un camion jajajaja A mi no me engañaban con los colores rositas jajaja

    ResponderEliminar