jueves, 10 de diciembre de 2015

San Sebastián / Donostia, puentes sobre el río Urumea (II)

Continuando con el artículo anterior vamos a comentar las características de los siguientes puentes:

5º.- Puente del Lehendakari Aguirre:
Está situado a la altura del Hotel Amara Plaza y alineado con él. Su función principal consiste en conectar la nueva zona residencial de Aldunaene, con las instalaciones de la universidad de Deusto en San Sebastián y abrir una nueva vía de salida desde el barrio de Amara hacia la A-8 sentido Irún. Dispone de 3 vías de salida y una de entrada, además del carril bici. Inaugurado en 2010, se trata de un diseño de la firma LKS, con una luz de 80 m por 29 m de ancho y una relación flecha/luz de 1/18. No dispone pilares en el lecho del río, apoyando la estructura en ambos márgenes. De esta manera, surge un puente-arco de planta y alzado asimétricos.




Dos arcos idénticos de aluminio surgen desde la orilla derecha, se elevan sobre la rasante 3,60 m y descansan en el paseo de la margen opuesta. En cuanto a las aceras, en un lado se han colocado 45.000 losetas de ocho colores, de forma hexagonal, siguiendo el diseño del artista Manu Muniategiandikoetxea. En el otro, se ha creado una zona más propicia para la observación y el descanso, colocando un pavimento de madera.


Posición en el mapa, PINCHA AQUÍ

6º.- Puente de la Real Sociedad:
El tren que entraba a Donostia desde el sur hacia la estación del Norte, cruzaba el Urumea por el denominado puente de Hierro (del año 1932), en el meandro de las proximidades del parque de Cristina Enea. Ya a comienzos de este siglo presentaba limitaciones en cuanto a su capacidad portante para el paso de tráfico ferroviario, cada vez con requerimientos mayores, y también en cuanto a su mantenimiento. Durante 2008 el puente antiguo fue desmontado, trasladándose parte de sus elementos para crear una rampa que da acceso, desde el barrio de Riberas de Loyola, a unos cercanos pantalanes de embarcaciones de remo.


El ayuntamiento convocó un concurso de ideas para la construcción de un nuevo puente en el lugar del anterior y en el año 2010 se inauguró el Puente de la Real Sociedad. La principal función es la de conectar con la circunvalación de la ciudad, dirigiendo el tráfico rodado de Gros y Eguía hacia el barrio de Amara Osinaga disponiendo de cuatro carriles en el mismo sentido, dos de ellos hacia la salida por la Autovía del Urumea y los otros dos en dirección a Irún a través de la A-8.
  


El diseño del ingeniero de caminos Juan José Arenas de Pablo se compone de dos vigas paralelas, una de acero tipo Warren (aguas abajo) y otra de hormigón (aguas arriba) denominada de “claustro” (por sus constantes oquedades parabólicas) con luces de 25 y 30 m respectivamente. Discurriendo el tráfico ferroviario por otro puente paralelo a éste, constituido por una viga de alma llena de tres vanos. Las pilas quedan alineadas con las del puente ferroviario.


De esta forma se ordenan los cuatro sistemas de circulación terrestre como son el ferroviario, por el puente aguas arriba; en automóvil, por los cuatro carriles entre las vigas de hormigón y de acero. Aguas abajo hay un voladizo con pavimento de madera que ordena el tráfico en bicicleta y la circulación a pié, que ofrece bancos para el descanso en unos miradores dispuestos a modo de balcones sobre el río. Las vías quedan bien definidas por los colores y materiales utilizados en las vigas, así tenemos el azul para el ferrocarril, entre las vigas de hormigón y acero (color teja) para el tráfico rodado, línea pintada en el suelo para separar las bicicletas de los peatones.


Fotos obtenidas de la web de Arenas & Asociados Ingeniería de Diseño, PINCHA AQUÍ
Artículo sobre Juan José Arenas, PINCHA AQUÍ
Posición en el mapa, PINCHA AQUÍ


7º.- Pasarela Mikel Laboa:
Inaugurada en enero de 2009 esta pasarela peatonal une a través del río Urumea el barrio de Riberas de Loyola con el parque de Cristina Enea, uniendo casi en línea recta el mencionado barrio con el de Amara Viejo, recortando el meandro que hace el río en esta zona. El proyecto fue redactado conjuntamente por el estudio de arquitectura paisajista franco–alemán Agence TER y la empresa de ingeniería civil ANTA IC.



La pasarela está formada por un compartimiento metálico trapezoidal unicelular de 3 vanos descompensados de 9,24; 73,92; y 9,24 metros de luz que actúan como una viga bi-empotrada elástica mediante tirantes anclados al terreno. La anchura de la plataforma varía entre los 3,00 (Loyola) a 6,40 metros (en el parque) y está compuesta por voladizos metálicos. El canto del puente es muy variable: nulo en los extremos, 2,90 m en el parque; 2,20 m en el barrio, y 1,20 m sobre el río. Los estribos son de planta rectangular en Cristina Enea con cimentación superficial directa y de planta triangular curvilínea en Riberas de Loyola con cimentación pilotada de 40 metros de profundidad.


La finalidad de los vanos de 9,24 m situados en los estribos es empotrar la viga. Los vanos laterales originan unas reacciones de compresión en los apoyos interiores, y de tracción en los extremos. Las reacciones de compresión son transmitidas al estribo mediante neoprenos. Las reacciones de tracción son recogidas mediante anclajes de doble bulón. Estos elementos permiten pequeños desplazamientos longitudinales, pero impiden el movimiento vertical. Los bulones son cilindros de acero inoxidable de 141 mm de diámetro




Fotos obtenidas de la web del Grupo Moyua, PINCHA AQUÍ
Posición en el mapa, PINCHA AQUÍ


Los anteriores puentes da tiempo a verlos en un paseo desde el Kursaal, pero continuando aguas arriba nos encontraremos con un buen número de puentes de diferentes épocas que nacieron para satisfacer las necesidades de comunicación a ambas riberas del rio. Paso a enumerarlos:

El Puente de Loiola o Sarasolako Zubia (Joaquín Ramón Echeveste, 1860), inaugurado en 1862, ensanchado en 1885 y 1953, sustituyó al anterior puente de madera que comunicaba este barrio con Eguía.

El Puente del Ferrocarril de San Sebastián a la Frontera (1912), dotado de tres arcos;

El Puente de los Cuarteles de Loiola o Puente de Urdinzu (1927);

El Puente del Sanatorio (1912) o puente de Espartxo, en las proximidades de Txomin-Enea;

El Puente del Polígono 27 (Juan José Arenas de Pablo, 1985) inaugurado en 1993 y

El Puente de Martutene (o de Putzuzulo).


No hay comentarios:

Publicar un comentario