miércoles, 8 de enero de 2014

Rafael Guastavino, el arquitecto de Nueva York

El arquitecto valenciano, tras una crisis familiar que le llevó a separarse de su esposa, decidió emigrar a Nueva York en 1881 con su primogénito Rafael que, utilizando la técnica constructiva conocida en España como bóveda catalana proyectó y construyó bóvedas en más de 1000 edificios, de los cuales a día de hoy más de 600 siguen en pie.

Los comienzos no fueron fáciles, no dominaba el idioma y las propuestas constructivas que hacía eran rechazadas por los constructores neoyorquinos que no disponían de los ladrillos que se precisaban para realizar las bóvedas que diseñaba.

Lejos de abandonar sus ideas, consiguió que una fábrica de Massachusetts hiciera los ladrillos necesarios para llevar a cabo sus proyectos, al tiempo que patentaba su sistema constructivo, el Guastavino System para todo EEUU. Por otra parte, después del incendio que devastó Chicago el 8 de octubre de 1871, se demandaban nuevas técnicas y materiales que redujeran el riesgo y propagación de incendios en los edificios.

 Foto de Michael Freeman de la escalera abovedada del hall de la Universidad Carnegie Mellon

La bóveda catalana presentaba múltiples ventajas, eran baratas, fáciles y rápidas de ejecutar en obra y sobre todo presentaban una excelente resistencia al fuego en caso de incendio. No tardaron mucho en ponerse de moda y de Nueva York se transmitieron a otras ciudades como Baltimore, Boston, Filadelfia, Washington,

Hay que apuntar que en Europa, las grandes cúpulas siempre estaban asociadas a edificios religiosos. En el simbolismo cristiano la cúpula representa el cielo, la cúpula celeste. Pero en los Estados Unidos, se utilizaron las cúpulas en edificios oficiales, como símbolo de fuerza institucional y democrática. Ya en 1792 William Thornton proyectó el Capitolio de Washington con una cúpula blanca.

La relevancia de los edificios proyectados fue en aumento, entre ellos el Ayuntamiento de Nueva York, la estación Gran Central, el Museo Smithsonian de Historia Natural, el Carnegie Hall o el famoso hospital Monte Sinaí. Tras su fallecimiento en 1908, el sistema siguió utilizándose por la empresa Guastavino Fireproof Construction Company dirigida esta vez por su hijo Rafael.

Para saber más:
Bóveda catalana aplicada a escaleras: http://www.youtube.com/watch?v=3ixUPvvIK0w

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada